Gracias al trabajo realizado desde el 2019 al año 2020 junto al MOVIMIENTO MOVILIZANDONOS, en conjunto con la Universidad Católica de Valparaíso y su Escuela de trabajo Social, con el apoyo de Claudia Espinoza, la Universidad Central y su Escuela de Psicología, con Fabián Nichel; Cecilia Varela y Arturo Latorre de la Fundación Gesta y David Ordenes de la Corporación La Caleta, impulsamos un trabajo con 37 profesionales y educadores de 7 Municipios del país: Renca, Quilicura, Recoleta, Pudahuel, y Huechuraba de la región Metropolitana y Valparaíso junto a Tirúa de otras regiones.

Este trabajo, consistió en reflexionar y accionar el rol de los municipios como garantes de derechos de las niñeces y adolescencias. Para ello, desarrollamos 4 encuentros presenciales, encuentros virtuales, trabajo directo con los propios equipos de los municipios y entrevistas para lograr en conjunto realizar una propuesta que nos impulse colectivamente, en lograr sensibilizar a todos los actores municipales de la importancia de la participación protagónica de las niñeces y adolescencia, especialmente valorando el gran impulso que ellos y ellas aportaron con el “estallido social de octubre 2019”.

Estando a puertas de las elecciones Municipales, consideramos fundamental una mirada de promoción de derechos de los niños, niñas y adolescentes, más allá de la sola “focalización” que el Estado o el Gobierno realice a través de sus programas impulsados por el ministerio de Desarrollo Social, de la subsecretaria de Prevención del Delito, de SENDA u otros organismos.

Lo que requieren los territorios donde viven los niños, niñas y adolescentes, es una respuesta a vivir sus derechos: a recrearse, a vivir en familia, al derecho una educación y salud digna, a la participación y a un ambiente sano y libre de contaminación. Demandas realizadas a los parlamentarios desde las niñeces, el año 2011 en el siguiente documento.

Además, como resultado del trabajo colectivo, lanzamos el 27 de noviembre 2020 un documento con propuestas a los Municipios llamando a la importancia de un cambio cultural en la relación con los niños, niñas y adolescentes; a generar una institucionalidad con enfoque de derechos; a promover derechos y no solo focalizar problemas; a la intersectorialidad y las redes territoriales; a la participación protagónica y vinculante desde el territorio; y en la integralidad de las políticas locales en respeto y reconocimiento a los equipos que trabajan con los niños, niñas y adolescentes.

Les invitamos a ser parte de este documento y a viralizarlo en los municipios donde están y a los equipos que trabajan directamente con niñeces y adolescencias. También los invitamos a conocer nuestro trabajo en www.lacaleta.cl y www.movilizandonos.wordpress.com Estamos trabajando para el 2021 en profundizar la participación de las niñeces y Adolescencia e invitamos a todes a ser parte de ello.

[1] David Ordenes, Director de la Corporación La Caleta y Rep. Legal. Facilitador del movimiento Movilizándonos por una cultura de niños, niñas y adolescentes en Chile.