SEPADE

El Servicio Evangélico para el Desarrollo, SEPADE, surgió en abril de 1975 como una Comisión Técnica Asesora (CTA) del Directorio de la Misión Iglesia Pentecostal (MIP), para el diseño y ejecución de programas sociales en sectores de pobreza urbana y rural, en un contexto marcado por el impacto del ajuste económico y la represión política de los primeros años de la dictadura militar.

Tras el retorno a la democracia se inició la progresiva disminución de la cooperación internacional hacia Chile, lo que planteó la necesidad de buscar fuentes nacionales de financiamiento. Así, la cooperación entre SEPADE y el Estado de Chile comenzó, mediante la entrada al ámbito de la educación particular subvencionada por el Ministerio de Educación. En este período se construyeron dos establecimientos con financiamiento internacional: la Escuela Agrícola Los Mayos de Santa Bárbara y el Liceo Agrícola de Negrete y uno con recursos del Ministerio de Educación chileno: el Centro Educacional de la Madera, en Coronel.

En agosto de 1995 se puso en marcha la Corporación SEPADE, con una asamblea integrada por personalidades de diversas iglesias relacionadas con su trabajo. Complementariamente, para adecuarse a cambios en la legislación educacional del país, el 2013 se puso en marcha la Fundación Educación para el Desarrollo (EDUCADES), con giro único educacional, asumiendo el rol de sostenedor de los establecimientos educacionales de la institución.

La Misión de SEDAPE es Contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación y de la formación permanente en Chile, de tal manera que sean herramientas efectivas para reducir las desigualdades y contribuir a la construcción de una sociedad más acogedora, solidaria e inclusiva.

Actualmente SEPADE junto a su Fundación EDUCADES, ha venido preparándose para el tránsito hacia una institución completamente sustentable con recursos nacionales, tránsito que culminará a fines del año 2020.