FASIC

La Fundación de Ayuda Social de las Iglesias Cristianas (FASIC), fue fundada el 1º de abril de 1975, como continuadora del trabajo iniciado por la CONAR (Comité Nacional de Ayuda a Refugiados), en septiembre del año 1973.  Es una institución de carácter ecuménico, comprometida en la práctica cotidiana de los Derechos Humanos e inspirada en la perspectiva cristiana de liberación y dignidad de las personas. Se planteó su misión en una concepción ecuménica amplia, en la que participan no sólo miembros de diferentes Iglesias, sino también personas que expresan diferentes opciones en lo religioso.

La Dictadura Cívico-militar imperante en Chile, entre septiembre de 1973 y marzo de 1990, fue sancionada internacionalmente por haber utilizado el terrorismo de Estado, que afectó gravemente la garantía de las personas.

En este contexto surge FASIC, asumiendo la defensa de los Derechos Humanos de las personas más vulneradas, oprimidas y marginadas por el sistema represivo impuesto por la Dictadura.

En la actualidad, FASIC ha centrado su quehacer en dos líneas de acción: Migraciones y  la Conservación del Patrimonio Documental, producido y recopilado por la institución  desde su fundación.

El Programa de Fortalecimiento de los Mecanismos de Protección de los Derechos Humanos de los Solicitantes de Refugio y Refugiados, que se realiza en la Región Metropolitana y en las Regiones de Arica y Parinacota y de Tarapacá, se propone como objetivo propiciar un escenario de aceptación y de no discriminación hacia la población refugiada, a través de iniciativas de promoción y sensibilización de los Derechos Humanos.

El trabajo con refugiados que hemos emprendido en el último tiempo, ha reforzado el compromiso que asumimos en los primeros años, como fue la asistencia de personas migrantes, exiliadas, retornadas y refugiadas en de Chile. La realidad que enfrentan los refugiados migrantes es asumida hoy por FASIC, brindándoles orientación, atención social, psicológica y jurídica a refugiados y a solicitantes de asilo. Además, acompaña en la inserción e integración a la sociedad chilena, a los que ya cuentan con el estatus de refugiados. Para desarrollar esta labor ha establecido convenios de colaboración, con organismos gubernamentales, internacionales, de la sociedad civil y académica.