ECO

ECO es una organización de profesionales de las ciencias sociales, la educación y las comunicaciones que nació como un Centro de Cultura Popular, “institución de apoyo” al movimiento popular, en 1980. En medio de una sociedad altamente reprimida, y después de 6 años de recurrir a los aleros eclesiásticos para desarrollar trabajo social junto al pueblo perseguido, algunos profesionales y dirigentes sociales toman la iniciativa de abrir espacios propios, más autónomos.

Quienes fundaron ECO compartían una visión crítica de los efectos del régimen militar sobre los sectores populares, provocados por la represión política y los cambios en el modelo de desarrollo. Valoraban, asimismo, los esfuerzos de auto-organización que se generaban en el pueblo, especialmente en el ámbito poblacional, así como la acción de diversos agentes que colaboraban en estos esfuerzos: la Iglesia Católica, los partidos políticos de base popular, y profesionales e instituciones independientes.

ECO apostaba a la rearticulación de un movimiento popular pre existente, arrasado y  fragmentado por la dictadura. Esta apuesta rearticuladora, compartida con diversos matices por la totalidad de los Centros que emergieron en los 80, fue la razón del trabajo de intervención y, en definitiva, la epistemología legitimadora de la acción. La educación popular en esos años no es anterior a la práctica política, es su instrumento.

A través de su historia, ECO ha acumulado una significativa experiencia en el conocimiento de la realidad popular urbana, tanto a través de la formación como de la investigación social; ha producido una diversidad de materiales educativos -audiovisuales y escritos-; ha especializado aportes y propuestas de trabajo en relación a la memoria y la identidad popular urbana, la comunicación social, en especial entre videistas y radialistas, la formación y el acompañamiento a iniciativas juveniles, así como la formación de dirigentes sociales y líderes comunitarios, capaces de interactuar con sus respectivos gobiernos locales, así como con diversas instancias de la sociedad civil y del Estado central.

A través de estos diversos instrumentos e iniciativas, ECO ha favorecido dos tipos de procesos, que pensamos, constituyen su aporte más específico a los movimientos populares de base y definen al mismo tiempo su identidad institucional. Se trata, por un lado, de iniciativas que han buscado  generar espacios de reflexión crítica de la acción colectiva popular, y por otro, del desarrollo de un tipo de profesional cuyas elaboraciones y desarrollo tienen como referencia principal las prácticas de trabajo social popular.

Entre sus áreas de trabajo se cuentan la educación popular, la comunicación social de base y la memoria e historia local, lo que se traduce en trabajos como Memorias del Siglo XX con la DIBAM, el programa por un Mercosur social y solidario y acciones de comunicación solidaria como la elaboración del medio Medio a Medio y la revista Cal y Canto.