28 de diciembre de 2012 Según Fundación Sol y Red de Territorios Ciudadanos

Pobreza y desigualdad son más fuertes en regiones que Santiago

Estudio de la Red de Territorios Ciudadanos y Fundación Sol concluye que existe una la elevada concentración de la pobreza en regiones distintas a la Metropolitana y un fuerte aumento de la desigualdad en regiones como Valparaíso, Los Lagos y Araucanía.

Lea el estudio completo

El estudio sobre Pobreza, Desigualdad y Descentralización, realizado por la Red de Territorios Ciudadanos y la Fundación Sol, muestra que la pobreza sigue concentrada en regiones distintas a la Metropolitana. Los índices de pobreza más elevados -aquellos que exceden la media nacional- afectan alas regiones de Araucanía (22.9%), Bío Bío (21,5%%), Los Ríos (17.5%), Valparaíso (16,9%), Maule (16,2%), Arica (15,7%), Coquimbo (15,3%) y Los Lagos (15,0%). Los casos más extremos son la Araucanía y Bío Bío, regiones que duplican la tasa de pobreza que existe en la Región Metropolitana.

Por otra parte, el estudio cuestiona la pertinencia de la tasa oficial de desempleo nacional que alcanza el 6,5%. En esta línea los investigadores proponen un nuevo indicador para medir el desempleo en el país, denominado “Tasa de Desempleo Integral”. Según este indicador, que considera la desocupación oculta, el subempleo y otros factores de precariedad laboral, la Tasa Nacional de Desempleo alcanzaría al 11,7%. Según esta medición, las 5 regiones más pobres del país -todas distintas a la Metropolitana- tienen elevados índices de desempleo integral. Las situaciones más preocupantes se viven en Los Ríos, la Araucanía y Bío Bío, donde el desempleo llega al 17,8%, 16,1% y 15,3%, respectivamente. Con altos índices de Desempleo Integral aparecen también Valparaíso con un 13,7% y Maule con 10,8%. A esto se suma que las 5 regiones más pobres del país, presentan también, los peores índices de trabajadores asalariados sin contrato. Mientras que la media nacional es de 18,5%, en las 5 regiones más pobres, los trabajadores sin contrato superan el 22%.

Más trabajo pero más precariedad laboral
El estudio concluye, además, que la disminución de la desocupación en Chile, se explica, principalmente, por el aumento de formas de trabajo poco dignas y de mala calidad. De hecho, según los investigadores, el incremento de la subcontratación es el principal factor que habría permitido reducir el desempleo a nivel nacional y esto ha significado un grave estancamiento o disminución del empleo protegido en las regiones. Por lo mismo, solo el 52% de los asalariados del país, cuenta actualmente con un contrato indefinido, previsión, salud y seguro de cesantía.
Otro dato preocupante es que mientras la desigualdad baja levemente a nivel nacional, ésta aumenta en regiones como Araucanía, Valparaíso y Los Lagos. Sin duda, la situación más crítica se vive en la Araucanía, región donde la desigualdad se ha incrementado en un 30%. Esto explica que su índice de desigualdad duplique, incluso, el de las 5 regiones más pobres del país. El estudio concluye además que la diferencia de ingresos entre el 10% más rico y el 10% más pobre de la población, también ha aumentado en Valparaíso, que registra un alza de 9,4%, y en Los Lagos, donde el incremento es del 4,9%.

La importancia de descentralizar
Respecto de la descentralización, el estudio demuestra que la mayoría de las comunas más pobres, tienen todavía un alto nivel de dependencia respecto del Fondo Común Municipal. Un ejemplo, es Curacautín, donde la dependencia alcanza hasta un 83%. Otro ejemplo, a nivel regional, se encuentra en Los Ríos, una región con escasa autonomía presupuestaria. De hecho, dentro del presupuesto disponible para iniciativas de inversión en la región, el 89,7% correspondió a fondos sectoriales de decisión central y sólo un 10,3% a fondos de decisión regional.
Ante esta situación, Francisco Urrutia, vocero de la Red de Territorios Ciudadanos y de Chiloé Cómo Vamos, señaló que “es fundamental que el gobierno avance en la descentralización del país, uno de los factores que explica la desigualdad y la pobreza, garantizando la participación ciudadana en el actual proceso de reforma de la ley 19.175, sobre Gobierno y Administración regional”.
Por su parte, Patricia Beltrán, directora de Nuestro Valparaíso, agregó que “es necesario mejorar la implementación de la Ley de Participación Ciudadana 20.500 y promulgar una nueva ley que consagre el Voto Programático con Referendo Revocatorio. Esta nueva ley, debería permitir a los ciudadanos, fiscalizar la gestión municipal y destituir, en última instancia, a los alcaldes que incumplan gravemente, sus programas de gobierno”. Finalmente, Claudia Bustamante, directora de Los Ríos Cómo Vamos, hizo un llamado a “impulsar espacios para el diálogo y el diseño participativo de las políticas de planificación regional. Solo así, haciendo reformas políticas profundas y escuchando a la ciudadanía, se avanzará, concretamente, en una mayor descentralización, lo que será sinónimo de mayor democracia y calidad de vida para todas las regiones del país”.
Las fuentes de la investigación son el sistema de indicadores de calidad de vida de la Red de Territorios Ciudadanos, los datos de la Nueva Encuesta Nacional de Empleo, y la encuesta CASEN, entre otras fuentes oficiales.

Categoría: Noticias

Un comentario

Referencias en la web

  1. […] Estudio de la Red de Territorios Ciudadanos y Fundación Sol, que afirma que la pobreza y desigualdad es más fuerte en regiones que en la capital, observa que […]

Comenta

Conectar con Facebook