Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales

Secretario Ejecutivo de ACCIÓN participa en reunión del Comité Consultivo Conjunto Unión Europea y Chile en Bruselas

El pasado miércoles 8 de noviembre se realizó en la capital Belga, la segunda reunión del Comité Consultivo Conjunto, Unión Europea y Chile, en el marco del proceso de modernización del Acuerdo de Asociación firmado entre ambas partes el año 2003.

Diversas temáticas fueron abordadas en la reunión por los representantes de la sociedad civil organizada que forman parte del Comité Consultivo Conjunto, representantes del Parlamento Europeo y oradores invitados, principalmente aquellas que están insertas dentro del Acuerdo de Asociación UE-Chile, como el rol de la sociedad civil en la modernización del acuerdo y la Agenda 2030.

Sin embargo, hoy la situación es distinta al año 2003, afirma Miguel Santibáñez, Secretario Ejecutivo de la Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales, ACCIÓN: “El acuerdo de asociación entre Chile y la Unión Europea, se firmó en un contexto en el cual la comunidad internacional se encontraba recién impulsando la iniciativa conocida como la de los Objetivos de Desarrollo del Milenio – agenda centrada en la erradicación del hambre, la pobreza, y en problemas acuciantes de salud y educación en los países más atrasados del planeta. En ese contexto, lo cierto es que esta agenda no tuvo gran influencia sobre lo que sé dialogó y firmó como Acuerdo de Asociación entre Chile y la UE”.

Por lo mismo, desde la perspectiva de la sociedad civil, son varias las dimensiones que consideran deben ser contempladas en el proceso de Modernización del Acuerdo de Asociación. Particular importancia tienen en este marco el preámbulo y los aspectos transversales establecidos en la Agenda 2030 acordada por 192 países, entre los que se encuentran Chile y la Unión Europea.

“La nueva agenda obliga a que los distintos acuerdos, negociaciones y pactos integren plenamente esta nueva visión sobre el desarrollo y se transformen en herramientas para su implementación”, explica Miguel Santibáñez.

Para las organizaciones de la sociedad civil un punto clave a considerar en el marco de la Agenda 2030 es evitar que el Acuerdo de Asociación impida reformar leyes y códigos que han sido claramente impulsados para proteger las inversiones privadas por sobre el interés común: “El Acuerdo de Asociación puede ser concebido como una de las herramientas para que como fin último esta alianza se centre en la generación de relaciones entre países donde impere la cooperación y el énfasis en las personas, el planeta, la prosperidad, las alianzas solidarias y la paz; y no exclusivamente en aspectos comerciales como ha sido hasta ahora” Concluye, Miguel Santibáñez.