Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales

Tras 4to Congreso de ONG:

Reafirman rol de “incidir políticamente en la construcción de un país inclusivo, con justicia social, democrático, y participativo”

Con una importante declaración pública terminó el 4to Congreso de ONGs: en defensa de derechos y bienes comunes realizado los días 23 y 24 de junio en el Museo de la Educación, Gabriela Mistral, en Santiago de Chile. En ella, las organizaciones reafirman su rol de "incidir políticamente en la construcción de un país inclusivo, con justicia social, democrático, y participativo", en el ámbito de lo público, en defensa de los derechos humanos e insisten en que la Asamblea Constituyente, es el "único mecanismo legítimo y democrático para el cambio constitucional".

A continuación, una síntesis de los puntos más importantes de la declaración:

1.- Somos organizaciones no gubernamentales de desarrollo, que actúan en el ámbito de lo público, en defensa de los derechos humanos, a saber, civiles y políticos, económicos, sociales y culturales, y del medio ambiente; así como de la nueva generación de derechos relativos a la diversidad, a los pueblos originarios y la madre tierra, así como también en defensa de bienes colectivos, comunes y públicos. Como Asociación de ONG buscamos transformaciones sociales reales a través de la incidencia política.

2-. Uno de nuestros propósitos es promover el fortalecimiento del sector ONG, a fin de incidir políticamente en la construcción de un país inclusivo, con justicia social, democrático, y participativo. Somos un espacio autónomo, horizontal, diverso, independiente y auto organizado, que pretende para sí, una actoría política reconocida por la sociedad civil chilena.

3-. Abogamos por la participación social vinculante en todos los niveles, sean estos locales, regionales o nacionales. En este marco, consideramos que el cambio de la Carta Magna es fundamental para fundar los pilares democráticos en nuestro país. Cambio que debe sostenerse a través del retorno al poder originario y soberano que es el pueblo, mediante una Asamblea Constituyente, único mecanismo legítimo y democrático para el cambio constitucional. En este contexto, relevamos la importancia del tejido social histórico y actual donde reconocemos experiencias constituyentes, que creemos debiesen ser considerados en el actual debate constitucional. .

4-. Reafirmamos nuestro rol afincado en un pensamiento crítico y nuestra capacidad movilizadora. Nos comprometemos a ser un actor político propositivo, a promover el trabajo colectivo para fortalecer el tejido social desde las bases. Queremos avanzar en la construcción de una sociedad civil activa, afirmativa y convocante. Para estos cambios se requiere de un proyecto político que provenga desde la sociedad y combine esfuerzos de movilización social y de incidencia política real.

5-. Hacemos un llamado a las organizaciones de la sociedad civil para realizar un trabajo de incidencia política tendiente a promover la democracia participativa, la defensa de derechos humanos y los bienes comunes a sumarse en alianza a nuestra red, en un esfuerzo de fortalecimiento de la sociedad civil organizada.

Descargue la declaración completa aquí