Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales

Para plan "Santiago Respira":

Gobierno invita a opinar sobre las medidas para mejorar la calidad del aire de Santiago

El anteproyecto involucra una serie de medidas que aplicado a los vehículos considera la restricción permanente de 2 dígitos por antigüedad a vehículos con sello verde y la exigencia de la Norma Euro VI a los buses de Transantiago que, en caso de ser aplicada, sería la más exigente para el transporte público de Latinoamérica y que permitiría reducir las emisiones contaminantes de los buses en un 95%.

El 22 de junio de 2015, la Región Metropolitana tuvo su primera emergencia ambiental después de 16 años.

Pero la mala calidad del aire durante el período de gestión de episodios críticos, que rigió entre el 1 de abril y el 31 de agosto del año pasado, fue una constante que llevó a los ministerios a implementar nuevas medidas, como los Ejes Ambientales para privilegiar la circulación de los buses del transporte público en 23 avenidas y calles de Santiago, y la aplicación de la restricción vehicular a cuatro dígitos con sello verde, en vez de dos como se hacía anteriormente.

A éstas se sumó el anunció un anteproyecto del Plan de Descontaminación Atmosférica, bajo el nombre de “Santiago Respira”, que fue presentado este martes 5 por los ministerios del Medio Ambiente, Transportes y Telecomunicaciones, Vivienda y Urbanismo, y la Intendencia Metropolitana.

El anteproyecto involucra una serie de medidas que aplicado a los vehículos considera la restricción permanente de 2 dígitos por antigüedad a vehículos con sello verde y la exigencia de la Norma Euro VI a los buses de Transantiago que, en caso de ser aplicada, sería la más exigente para el transporte público de Latinoamérica y que permitiría reducir las emisiones contaminantes de los buses en un 95%.

Un complemento a estas medidas es la construcción de 300 kilómetros de ciclovías y 3.000 biciestacionamientos como parte del Plan Maestro de Ciclovías del Gran Santiago para promover la movilidad sustentable en la ciudad.

Respecto al uso de la leña, el plan comprende prohibir los calefactores que usan este combustible en el Gran Santiago, incluyendo las provincias de Puente Alto y San Bernardo. De acuerdo a las estimaciones del anteproyecto, esto permitiría disminuir la contaminación atmosférica en un 30% y evitaría la muerte de 900 personas.

En el caso de las industrias, se plantea un control más estricto y una mayor fiscalización a las más contaminantes. Este control de emisiones, denominado COV, bajaría el material particulado fino en un 30% y contaría con un sistema de monitoreo continuo a fuentes industriales móviles para sobre sus emisiones de material particulado, dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOx).

El anteproyecto considera una consulta pública en la que los habitantes de la Región Metropolitana están invitados a conocer y opinar sobre las medidas en el sitio www.santiagorespira.gob.cl, la que está abierta y permanecerá disponible hasta el 30 de marzo.

Junto con esto, también se realizarán 29 talleres ciudadanos en 25 comunas que representan el 77% de la población de la región, 8 desayunos temáticos y cuatro seminarios.

La consulta “Santiago Respira” se puede responder aquí.

Fuente: Plataforma Urbana