Asociación Chilena de Organismos No Gubernamentales

Agenda 2030: Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) Objetivos de Desarrollo Sostenible

Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo

Al igual que los ODM, esta nueva agenda de objetivos pone un énfasis particular en la lucha contra la pobreza extrema y el hambre, aunque esta vez a través de dos objetivos diferenciados y mucho más amplios. La primera meta del objetivo 1 sobre pobreza pretender proyectar y profundizar el logro principal de los ODM: reducir en un 50% la pobreza extrema en el mundo. Ahora la meta es lograr erradicar la pobreza extrema para 2030 en todo el mundo y en cada lugar, y no solo en cuanto a cifras globales como fue el caso en los ODM. Tal como en los ODM, la pobreza extrema es definida en función a un umbral de ingresos diarios, establecidos en 1,25 dólares/día ajustados a la paridad de compra. Sin embargo, a diferencia de los ODM, en esta nueva agenda se realiza la significativa inclusión de la pobreza no-extrema, al plantear la meta de reducir en un 50% la tasa de pobreza general, según las diferentes definiciones nacionales, lo que introduce la posibilidad de mediciones multidimensionales de la pobreza. Esto implica abordar las dimensiones socio-económicas, culturales, políticas y medioambientales de la pobreza, además de la dimensión material. También se introduce una meta ambiciosas en materia de acceso a derechos –  como el establecimiento  de sistemas nacionales de protección social incluyendo pisos mínimos de protección, y el progreso en la igualdad de derechos en lo que respecta el acceso a recursos financieros, económicos y de propiedad.

Objetivo 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

Este objetivo no solo propone la erradicación del hambre, la mejora de la nutrición y la seguridad alimentaria para 2030, sino que especifica los medios para lograrlo: la promoción de la agricultura sustentable. De esta manera, se establecen metas mucho más precisas en materia de disponibilidad y acceso a  alimentos. Es por esto que distintas metas se refieren a la mejora de la productividad agrícola, de los ingresos y acceso a recursos productivos de los pequeños campesinos. También se plantea una mejora de los sistemas agrícolas, en lo que respecta la diversidad genética, la estabilidad de los mercados alimentarios o la infraestructura productiva. Avances en estas metas permitirían a su vez el progreso en la reducción de la desnutrición y la malnutrición infantil, de mujeres jóvenes  y embarazadas, lactantes y de personas mayores para el 2025. A nivel internacional, se propone la eliminación de ayudas financieras dañinas a el equilibrio del comercio mundial, conforme al mandato de la Organización Mundial de Comercio.

Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades

Este objetivo plantea integrar los conceptos de salud universal y de bienestar, al ordenar e integrar en un objetivo único las metas dispersas sobre salud que existían en los ODM, y amplía el nivel de ambición de manera significativa. Se pretende para 2030 erradicar las de recién nacidos y niños, así como las epidemias de Sida, tuberculosis, malaria y enfermedades no transmisibles y aquellas que son particulares a las regiones tropicales. En materia de acceso, se propone el acceso universal a los servicios de salud reproductiva y a vacunas y medicamentos esenciales. A esto se añade un avance importante en materia de derechos, con una meta sobre cobertura universal de salud.

Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos

Este objetivo corresponde a una ampliación del objetivo sobre educación ya contenido en los ODM, abarcando además de la cobertura en educación primaria, las temáticas de calidad, oportunidad e inclusión. Se trata de una agenda educativa mucho más amplia y ambiciosa, que se extiende a la educación infantil, secundaria, así como a la formación profesional. Este objetivo aborda también metas de calidad, abarcando también los resultados del aprendizaje.Se pretende entonces alcanzar para 2030 cobertura completa, gratuita, igualitaria y de calidad en educación preescolar, primaria, secundaria, con rsultados de aprendizaje relevantes y efectivos -incluyendo la educación para el desarrollo sostenible, ciudadanía y derechos humanos, además de la cultura de la Paz. Se espera lograr una igualdad de acceso para mujeres y hombres a la formación profesional y universitaria accesible y de calidad. También se plantea incrementar la proporción de jóvenes alfabetizados y con capacitación técnica y profesional para el empleo, además del aumento de becas para esto. El objetivo sobre educación es a la vez un objetivo -al ser un elemento que permite el desarrollo de cada personas- y un instrumento transversal, ya que produce efectos beneficiosos para la sociedad en su conjunto, en particular en lo que respecta la igualdad social, la cohesión social, el dinamismo y la calidad de la estructura económico-productiva, y un mejor manejo de los recursos naturales, entre muchos otros.

Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

Este objetivo constituye una agenda mucho más amplia y comprehensiva en materia de equidad de género y empoderamiento de la mujer, al plantear ‘acabar con todas las formas de discriminación contra las mujeres y las jóvenes en todas partes’. Esto implica erradicar todas las formas de violencia contra la mujer, incluyendo la trata y la explotación sexual, además de prácticas dañinas, como la mutilación genital o el matrimonio forzado. Este objetivo también incluye el tema de la participación y el acceso a derechos, al reclamar el reconocimiento del trabajo no pagado de las mujeres, el acceso a la salud reproductiva y a los derechos reproductivos, la plena participación en el espacio público y la vida social y política, el acceso a la propiedad y a los recursos productivos y la mayor participación. Sin embargo, cabe señalar que las metas correspondientes a este objetivo no están cuantificadas ni se proponen ni plazos específicos, lo que debilita la ambición de la propuesta. Para darle viabilidad real  a este objetivo, es necesario que sean establecidas metas cuantificadas  nivel nacional.

Objetivo 6:Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos

Se pretende alcanzar para 2030 el acceso universal y equitativo al agua potable y al saneamiento adecuado, lo que está claramente ligado con mejores niveles de salud, bienestar y productividad.  También se proponen meta cualitativas y de sustentabilidad, como por ejemplo la mejora de la calidad del agua potable, la eficiencia en el uso del agua, un aumento en la tasa de reutilización del agua, así como una mayor participación local y cooperación internacional en la gestión de los recursos hídricos. Para el cumplimiento de este objetivo se necesitará de mejores datos y la implementación de mejores políticas de gestión, planificación y principios de gobernanza, particularmente de las cuencas y de acuíferos.

Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos

Se trata de un elemento  innovador en la propuesta de ODS, al plantear asegurar el acceso universal a servicios de energía fiables y modernos para 2030, y aumentar ‘de manera sustancial’ la cuota de energía renovable, duplicar las tasas de eficiencia energética, todo acompañado de mayor cooperación internacional en materia de transferencia tecnológica.

Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

Objetivo 9: Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación

Estos objetivos representan una ampliación muy importante de la meta 3 del ODM 1, en la que se establecía lograr el pleno empleo productivo y trabajo decente para todos y la erradicación del trabajo infantil. En estos nuevos objetivos se pretende alcanzar para 2030 el pleno empleo productivo y trabajo decente para todas las personas, hombres y mujeres, jóvenes y discapacitados -a través de economías que logren mayores niveles de  crecimiento y productividad – al menos un 7% en los Países Menos Adelantados. Además de esto se plantea reducir el empleo informal, mayor acceso a financiación para PYMES y Micropymes, además de la promoción de procesos productivos que  no degraden el medio ambiente. Para 2020, se espera haber reducido ‘de manera sustancial’ la proporción de jóvenes que no estudian o trabajan y erradicar el trabajo infantil para el 2025. Esta agenda busca también promover la protección y respeto de los derechos laborales y la seguridad en el trabajo, en particular para quienes tienen empleos precarios y para los migrantes. De esta manera se pretende sentar las bases de una economía que sirva las necesidades del desarrollo humano y respete el medio ambiente.

En cuanto a infraestructura, se define ésta en términos de sustentabilidad ambiental, y de manera amplia, al incluir las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, servicios financieros y la investigación científica.

Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países

Al concentrar esfuerzos sobre la pobreza extrema, los ODM lograron grandes avances desde ese prisma limitado. Sin embargo, al ignorar la desigualdad, la eficacia de los ODM como agenda de desarrollo se debilitó y su alcance se redujo, al hacerla menos relevante por los países de renta media, en los cuales persisten importantes desigualdades de ingreso y acceso a servicios y derechos. Es por eso que la inclusión de un objetivo específico sobre desigualdad resulta muy importante, y contribuirá la visibilidad y concentración de esfuerzos en esta materia. De manera concreta, se plantea la meta de aumentar los ingresos del 40% más pobre de la población a un ritmo más alto que el promedio de la población. También se proponen en metas en materia de políticas e instrumentos en materia de políticas fiscales, salariales y de protección social.  A nivel internacional, se plantea la necesidad de mayores esfuerzos en materia de ayuda al desarrollo, una mejor regulación de los mercados financieros, y la democratización de los organismos financieros internacionales. También se plantean metas vinculadas al empoderamiento y la inclusión social de las personas, en una perspectiva de superación de las dinámicas de exclusión basadas en la discriminación por raza, género, edad o cualquier otra condición social. Otro aspecto a resaltar es el de la metas sobre migraciones, que plantean la necesidad de políticas migratorias que aseguren flujos ordenados, seguros y responsables, así como una reducción de los costes de transacción de las remesas por debajo del 3%

Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

Este objetivo busca promover prioridades para el desarrollo sostenible a nivel local, específicamente en áreas urbanas y en todo asentamiento humano. Esto constituye una diferencia importante con respecto a los ODM. Este objetivo busca asegurar el acceso universal para 2030 a servicios básicos y a vivienda segura, adecuada y sostenible; a servicios de transporte público seguros y accesibles, especialmente para personas con discapacidad. Se pretende también mejorar la calidad del aire y la gestión de desechos, así que como se promueve la creación de espacios públicos. Además se propone aumentar de manera significativa para 2030 el número de ciudades que hayan adoptado planes integrales de gestión urbana participativa.

Objetivo 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles

Establecer patrones de producción y consumo sostenibles en un planeta con recursos naturales limitados es por supuesto un requisito esencial – y habilitador- del desarrollo sostenible.

A través de este objetivo se busca implementar el Marco Decenal de Programas sobre Consumo y Producción Sostenible (10YPF SCP) adoptado en la Cumbre de Rio+20, para alcanzar para 2030 una gestión y uso sostenible de los recursos naturales – desacoplando de esta manera los procesos de producción y consumo del uso de recursos y la degradación ambiental. Se proponen metas específicas sobre una reducción significativa de la generación de basura, la reducción a la mitad de la comida desperdiciada per cápita, y para 2020 una gestión adecuada de los productos químicos y otros residuos, entre otros.

Objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

Este objetivo está constituido por metas eminentemente genéricas – ya que el mandato principal en este ámbito le corresponde a las Conferencia de las Partes COP, en el seno de la cual se está negociando un acuerdo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero vinculante-. Se alude a la necesidad de fortalecer la resiliencia y capacidad de adaptación a fenómenos climáticos extremos, y promover la educación y sensibilización sobre las causas y soluciones del cambio climático implementar el compromiso adoptado en el marco de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático de movilizar para 2020 100 millones de dólares anuales para afrontar las necesidades de países en desarrollo y asegurar el funcionamiento del Fondo Verde para el Clima.

Objetivo 14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

Objetivo 15: Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica

El manejo sostenible y la conservación de los océanos, así como de los ecosistemas terrestres y la biodiversidad es esencial para lograr satisfacer las necesidades medioambientales, socioculturales y económicas de manera sostenible – en una perspectiva de solidaridad intergeneracional. Estos objetivos recogen de manera parcial las Metas de Aichi sobre Biodiversidad, adoptadas en 2010 en el marco de la Convención Internacional sobre Diversidad biológica. Es por esto que el horizonte temporal de estas metas es diferente, a 2020 y 2025 en la mayoría de los casos.  Para 2020 con respecto a la protección de océanos, por ejemplo, se tendrá que asegurar la protección y gestión sostenible de los ecosistemas marinos y costeros, con al menos 10%de áreas marinas y costeras protegidas; la regulación efectiva de la pesca y la erradicación de la sobrepesca, la pesca ilegal y no regulada, así como las ayudas financieras públicas que sostengan ese tipo de prácticas.  Para 2025, se espera prevenir y reducir ‘de manera significativa la contaminación marina en todas sus formas.  En cuanto a recursos terrestres, para 2020 se espera asegurar la conservación restauración y uso sostenible de los ecosistemas terrestres y de aguas interiores y bosques, detener la deforestación y desertificación, restaurar suelos degradados, incrementar la reforestación, detener la extinción de especies protegidas y la invasión de especies foráneas; para 2030 espera asegurar también la conservación de ecosistemas de montaña.

Objetivo 16: Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles

Otro de los grandes aportes de los ODS es la inclusión de un elemento explícitamente político sobre gobernanza y seguridad, que trata de abordar el reforzamiento de las capacidades institucionales de cada Estado en lo que respecta la reducción de violencia en todas sus formas – y en particular erradicar el abuso, la explotación, la tortura y el tráfico de niños, además de la capacidad para combatir el terrorismo y la delincuencia. Por otro lado, se aborda el mejoramiento de los sistemas de gobernanza, la promoción del Estado de derecho, el acceso igualitario a la justicia, la transparencia y la rendición de cuentas, además de la participación en la toma de decisiones, además de la lucha contra la corrupción y los flujos financieros ilícitos.

Objetivo 17: Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

Este objetivo corresponde al de los Medios de Implementación de la agenda, a través de una revitalización de la Asociación Global para el Desarrollo establecida por el ODM 8. Cada objetivo cuenta con Medios de Implementación específicos, pero el Objetivo 17 establece parámetros generales, como la necesidad de movilizar recursos financieros adicionales desde fuentes diversas y de aumentar la generación de recursos internos, con un mayor apoyo internacional para la recaudación fiscal y asegurar la sostenibilidad de la deuda externa. Además se replantea el cumplimiento de 0,7% del PIB de los países ricos en forma de Ayuda Oficial al Desarrollo, de los cuales entre el 0,15% a0,20% tendrá que ser enviado a los Países Menos Desarrollados. También se plantean metas con respecto al comercio internacional y el acceso a los mercados para los Países Menos Desarrollados, además de medidas ‘sistémicas’ como la promoción de la coherencia de las políticas para el desarrollo. Este objetivo también promueve la asociación entre múltiples actores para el cumplimiento de la Agenda, como la sociedad civil y el sector privado. Cabe señalar que este objetivo se complementa también con la Agenda para la Acción de Addis Abeba sobre Financiamiento para el Desarrollo.